¿Qué es la empatía?

La empatía es ponernos en el lugar del otro. Es una facultad del espíritu junto con la intuición y la inspiración, a diferencia de la imaginación y la fantasía que son facultades del alma.
Que la empatia sea una facultad del espíritu significa que es una perfección, un don espiritual. Recordemos que para Tomas de Aquino el espíritu es la substancia de Dios.
La empatia es el origen de la Regla de Oro y la Regla de Plata
El origen de la empatia esta en la expansividad y progresividad del bien, el bien como don nace del corazón y se expande al otro. El bien es una naturaleza, es decir todo ser apetece su bien o perfección, y un discernimiento, de alli que la empatia se exprese en otros términos como la Regla de Oro: “haz por los demás lo que te gustaría que hicieran por ti”, Mateo 7:12.
También de una manera mas neutra se expresa como la Regla de Plata: “no le hagas a los demás lo que no te gustaría que hicieran a ti”.
Un ejemplo del ejercicio de la empatía es la Parábola del Buen Samaritano, que se resume en una enseñanza: pecamos y seguimos de largo como el fariseo y el levita o vivimos rectamente, es decir actuamos siempre por principios (regla de oro y de plata). Esta es la mayor Parábola de Jesús y fundamento de toda la ética humana, recordemos que la justicia no es una virtud ética o perfecta.
La Parábola de Jesús empieza así: “¿Y quien es mi prójimo?. Jesús volvió a tomar la palabra y le respondió: Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayo en manos de unos ladrones, que lo despojaron de todo, lo hicieron y se fueron, dejándolo medio muerto. Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. También paso por allí un levita: lo vio y siguió su camino. Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a el, lo vio y se conmovió. Entonces se acerco y vendo sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargo de cuidarlo. Al día siguiente, saco dos denarios y se los dio al dueño del albergue, diciéndole: Cuídalo, y lo que gastes de mas, te lo pagare al volver. ¿Cuál de los tres te parece que se porto como el prójimo del hombre asaltado por los ladrones?”, Lucas 10:29-37.
La Regla de Oro es el máximo principio ético humano

Anuncios