¿Quienes son los reyes magos? El rey y la doctrina del Reino de Dios

El Rey Bíblico como rehabilitador de la sociedad.
Según Aristóteles en su libro “Política”, el Rey es un monarca que busca el bien común de sus súbditos administrando justicia. Luego Aristóteles hace un análisis sobre los tipos de monarquías virtuosas de acuerdo al carácter de los pueblos (hereditaria, electiva, etc ) y de como la monarquía puede degenerar ya sea a Tiranía (monarquía que busca el bien privado) o en Aristocracia y de allí a oligarquía. El rey según Aristóteles es un preceptor de Justicia.
Santo Tomas en su libro “Del Reino” nos describe a otro tipo de Rey, al Rey como líder providencial y ministro de Dios, en definitiva al “Rey Mago”, es decir al Rey inserto en la doctrina del Reino de Dios. Para Tomas de Aquino el Rey es un preceptor de la Ley divina y de la “justicia exacta” (doctor de sabiduría).
En el libro “Del Reino”, Santo Tomas sostiene la necesidad de la Monarquía providencial: “el bien, la salud de la multitud asociada, consiste en que se conserve su unidad, que se llama paz; removida la cual, perece la utilidad de la vida social…Por ello el Apóstol, encomendada la unidad del pueblo fiel: “Procurad conservar la unidad del espíritu en el vinculo de la paz” (Efesios 4:3)”…cuanto mas eficaz sea un régimen para conservar la unidad de la paz, tanto mas sera útil”. Capitulo 2, Libro 1, “Del Reino.
Recordemos que mago significa en Arameo “doctor de sabiduría”. De aquí que la monarquía espiritual encarnada en un rey dotado de las virtudes mas excelentes (rey mago), sea el tipo de gobierno mas indicado para sostener la paz social.
El libro “Del Reino” no es un libro de fantasías, sino un verdadero manual sobre los deberes del líder providencial. Es decir de aquellos lideres, que agotado el “circulo vicioso” recomienzan el “circulo virtuoso”, este tipo de lideres proveen la “bienaventuranza social”.
El Rey en el contexto del Libro “Del Reino” es un líder providencial y no un simple administrador del bien común (Aristóteles): ” Así pues, sepa el Rey que ha asumido este deber: que este en el Reino como alma en el cuerpo y como Dios en el mundo” Capitulo 1, Libro 2, “Del Reino”.
Ser como Dios en el mundo significa que el Rey debe pedir “un corazón que sepa escuchar” para adquirir sabiduría como el Rey Salomón en sus sueños (1 Reyes 3) para juzgar y discernir. Y no solamente esto también tener las bendiciones que acompañan el saber juzgar bien (felicidad de corazón, longevidad, guía divina) , es decir la vida eterna. La vida eterna perfecciona y completa la escucha, es decir un buen corazón.
Tomas sostiene: “Aquí también se manifiesta la grandeza de la virtud regia que conlleva sobretodo una semejanza con Dios, ya que aquella hace en el Reino lo que Dios en el mundo. Y algo es tanto mas aceptable a Dios, cuanto mas se acerca a su imitación; de aquí que advierte el Apóstol: “Sed imitadores de Dios, como hijos amadísimos (Efesios 5:1)”.
Este análisis de Tomas de Aquino en su libro “Del Reino” es importante porque los sistemas de gobierno actuales son sistemas mixtos entre la tiranía y la oligarquía. La tiranía por el poder ejecutivo y la oligarquía por el parlamento y los jueces.
Solo el gobierno de un líder providencial, un rey y doctor de sabiduría, un rey mago, o dicho de otra manera una persona guiada por Dios, puede rehabilitar la sociedad y recomenzar el circulo virtuoso mencionado por Aristóteles en su libro Política.

Anuncios