Qué significa redimir: el don de la justificación

Para entender que significa la justificación hay que entender que significa la ética. La ética no tiene relación ni con los mandamientos que constituyen la ley natural del hombre, ni con la justicia que es una virtud del campo de la moral, la ética nos explica que hay dos estilos de vida: pecamos o vivimos rectamente, es decir vivimos según la carne o vivimos según el espíritu. El evangelio nos da un caso practico: la parábola del buen samaritano.
Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayo en manos de unos ladrones, que lo despojaron de todo, lo hicieron y se fueron, dejándolo medio muerto. Casualmente bajaba por el mismo camino un sacerdote: lo vio y siguió de largo. También paso por allí un levita: lo vio y siguió su camino. Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a el, lo vio y se conmovió. Entonces se acerco y vendo sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargo de cuidarlo. Al día siguiente, saco dos denarios y se los dio al dueño del albergue, diciéndole: Cuídalo, y lo que gastes de mas, te lo pagare al volver. ¿Cuál de los tres te parece que se porto como el prójimo del hombre asaltado por los ladrones? Lucas 10:29-37.
Nuestro prójimo es quien necesita de nuestra ayuda, el buen samaritano procede con rectitud (regla de oro): “haz por los demás lo que te gustaría que hicieran por ti” Mateo 7:12. La rectitud es un estilo de vida, todos tenemos un ranking de rectitud, un millaje de rectitud, todos tenemos un ranking de misericordia, de perseverancia, los dones son camino porque se viven.
El sacerdote y el levita pecan, es decir omiten obrar el bien: “Todo aquel que sabe obrar el bien y no lo hace, comete pecado” Santiago 4:17.
La redención es el cambio de estilo de vida: de una vida llena de pecados a una vida de rectitud; y para esto contamos con el don de la justificación. La justificación es una ayuda especial que recibimos para lograr este cambio y esta fuertemente ligada al perdón y al arrepentimiento. Como Mateo que era cobrador de impuestos y decide seguir a Jesús: “Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. El se levanto y los siguió. Mateo 9:9.
En la religión cristiana la justificación se recibe en el bautismo junto con la fe: “Justificados, entonces por la fe, estamos en paz con Dios” Romanos 5:1
El apóstol Pablo en su carta a los Romanos relaciona la justificación con el don de la Providencia, es decir la predestinación: “a los que predestino, también los llamo; y a los que llamo, también los justifico; y a los que justifico, también los glorifico” Romanos 8:30; para luego afirmar:
La justificación es un don del Espíritu Santo que acompaña la fe

Anuncios

¿Qué es el espíritu santo para los cristianos?

La idea del espíritu santo como agente o accionador de sabiduría se sustenta en la existencia del estado intermedio entre el bien y el mal. Es decir filosóficamente existen tres estados y tres tipo de hombre: el bien, el mal y un estado intermedio. A esto corresponderían: el hombre natural en el que prevalece la carne, el hombre almático en el que prevalecen las emociones este es el hombre en un estado intermedio y finalmente el hombre espiritual o pneumatico en el que prevalece el espíritu.
En los evangelios el espíritu santo como tercera persona de la trinidad nos capacita para:
1) la justificación, es decir el paso de una vida llena de pecados a una vida de rectitud. La justificación es un auxilio especial para vivir de acuerdo al espíritu. En la ética hay dos estilos de vida y dos retribuciones: pecamos o vivimos rectamente (regla de oro: “haz por los demás lo que te gustaría que hicieran por ti”, Mateo 7:12), cosechamos por la ley del retorno bendición o maldición.
2) El acceso a la actividad contemplativa o vida eterna: “Nadie puede ver el Reino de Dios si antes no renace de lo alto” Juan 3:3. Ver el Reino de Dios es recibir la vida eterna y esto es la vida contemplativa. La vida contemplativa nos capacita para percibir las verdades eternas e inmutables es decir a Dios.
3)La felicidad como estado de la mente. Aristóteles nos explica: “la felicidad es el premio a la virtud”, cuanto mas perfecta es la virtud mas elevada es la felicidad asociada, de aquí que siendo la contemplación la virtud mas perfecta corresponda a ella el grado mas alto de felicidad: la felicidad de corazón. Tomas de aquino lo expresa: “la felicidad eterna consiste en la visión de Dios”
4)Examinar las sagradas escrituras o enseñanzas de sabiduría, dejando de lado las apariencias. La sabiduría es una ciencia, esta el que opina de sabiduría, el que es ignorante de sabiduría y el que sabe de sabiduría. El que sabe de sabiduría se llama “doctor de sabiduría”. El espíritu santo en los evangelios nos hace doctores de sabiduría:
“Jesús subió al Templo y comenzó a enseñar. Los judíos, admirados decían: ¿Como conoce las escrituras sin haber estudiado?. Jesús le respondió:
Mi enseñanza no es mía
sino de aquel que me envió” Juan 7:14-15
El espíritu santo en los evangelios se compara con el viento:
El espíritu santo es el espíritu de sabiduría de Dios