Cómo ser inmortal. El secreto de la longevidad.

La inmortalidad es un don vinculado a la vida eterna, es decir al conocimiento espiritual(“esto es la vida eterna que te conozcan a ti único Dios verdadero”, Juan 17:3) y a la adquisición progresiva de sabiduría.
Hay numerosas referencias a la inmortalidad en los evangelios y en el Libro de Sabiduría escrito por el Rey Salomón: “en la familiaridad con la sabiduría esta la inmortalidad”, Libro de Sabiduría 8:17; “porque conocerte a ti es la perfecta justicia y reconocer tu soberanía es la raíz de la inmortalidad”, Libro de Sabiduría 15:3. Hay una referencia en los evangelios sobre el don de la inmortalidad:
El don de la inmortalidad esta vinculado a la vida eterna y la resurrección.
Dios en la Biblia es eterno e inmortal, con lo cual se podría pensar que la inmortalidad es un atributo divino, es decir una perfección no transmisible, pero en el Libro Génesis se aclara que el hombre esta hecho a imagen y semejanza a Dios, y es por esta semejanza e imagen que Dios puede transmitir de una manera limitada en el plano físico su inmortalidad, la inmortalidad de Dios transmitida como un regalo es o que se conoce como el don de la longevidad.
Hay que aclarar que longevidad no es salud, la salud no es un don, la longevidad si, la salud no es un don porque hay “enfermos sanos” por ejemplo en el caso de los virus. Dios no nos da salud, nos da longevidad, como un premio, una bendición, como una bienaventuranza.
Salomón en su Libro de Sabiduría nos explica que la longevidad es el fruto de meditar en la Sabiduría de Dios, en su Palabra, la meditación nos explica Platón es el arte de saber separar el alma del cuerpo, y en saber escuchar, el que sabe vivir el arte de escuchar alcanza la longevidad, es por esto que en todas las filosofías antiguas los sabios son los verdaderos inmortales.
Esta estudiado que el arte de escuchar y la vida contemplativa (“vida eterna”) están asociados a altos niveles de meditación y esto esta asociado al control del estrés y al mejor funcionamiento del sistema parasimpático del cuerpo. Purificar el cuerpo a través de la comida y la bebida no es suficiente, el control de las emociones juegan un rol clave.
La meditación, la escucha con mentalidad progresiva y con constancia nos generan un estado de bienestar y felicidad que se traduce en el largo plazo en la inmortalidad de los antiguos sabio.
Dios es eterno e inmortal. Inmortal es aquel que recibe la inmortalidad de Dios.

Anuncios