Teología escolástica: ¿es la Biblia la Palabra de Dios?

El evangelio de Juan comienza con la afirmación:

“Al principio existía la Palabra,
y la Palabra estaba junto a Dios,
y la Palabra era Dios.
Al principio estaba junto a Dios”
Juan 1:1-2

La palabra de Dios es eterna e increada, la Biblia es un libro, un libro inspirado por la palabra.
Tomas de Aquino en el Suma de Teología define a la Palabra como “conocimiento con amor” y “sabiduría engendrada”, en la cuestión 34 articulo 1: “En Dios se dice propiamente Palabra en cuanto que Palabra significa lo concebido en el entendimiento”, Q 34 Art 1 Suma de Teología; también:”Pues lo que el entendimiento forma al concebir es Palabra…Por eso Agustín dice que la Palabra es sabiduría engendrada, porque no es nada mas que la misma concepción del Sabio y que por lo mismo, puede ser llamado conocimiento engrendrado” Q 34 Art 1.
Por sabiduría engendrada se entiende todo lo que surge del don de consejo o arte de escuchar: escucha (percibir con atención), meditar (con intuición e inspiración), decidir con creatividad y discernimiento.
Casos de Don de Consejo son Jesús y los denarios: “al cesar lo que es del cesar y a Dios lo que es de Dios”, Mateo 22 y Jesús y la prostituta: “el que sea santo que tire la primera piedra”, Juan 8.
En la filosofía escolástica el entendimiento es Don de Ciencia, así como el fin de la razón son las verdades temporales, el fin del entendimiento son las verdades eternas e inmutables, en términos prácticos el don de ciencia es pensamiento progresivo y sus características son la precisión y la exactitud.
En la filosofía escolástica hay dos tipos de sabiduría o dos vías de acceso a la “cabeza de las ciencias”, la que surge de la experiencia (sabiduría humana) y la que surge de la inspiración divina (palabra de Dios),por esto la sabiduría es tanto ciencia ( conocimiento de los medios correctos para vivir) como don espiritual (amor por la verdad y la virtud).
Según la teología, hay dos sabidurías, una es ciencia y la otra virtud perfecta.