Cómo reconocer el don de ciencia, don del espíritu santo, según la biblia. Análisis de ejemplos.

El don de ciencia, que es llamado también entendimiento es diferente a la razón. El entendimiento y la razón son facultades diferentes de la mente: “les abrió el entendimiento para que comprendiesen las escrituras.” Lucas 24:45.
El conocimiento pleno de la revelación de la biblia no puede ser interpretado a la luz de la razón. Cuando hablamos de razón hablamos también de fe, la fe es aceptar el credo, nos explica Tomás de Aquino.
El hombre “razonable” es también un hombre de “fe”. Pero el don de ciencia no esta relacionado con la fe, sino con la seguridad en Dios. La seguridad en Dios no esta relacionado con la creencia sino con un conocimiento especial de las verdades que solo pueden ser percibidas con la inteligencia, como lo explica San Agustín en su obra el maestro, Jesús lo expresa de otra manera: “Nadie puede ver el reino de Dios si antes no renace de lo alto”, Juan 3:3
La importancia de este percibir con la inteligencia, nos lo explica el libro de Apocalipsis:
“En esto consiste la sabiduría, el que tenga entendimiento, calcule el numero de la bestia, pues es numero de un ser humano: seiscientos sesenta y seis”, Apocalipsis 13:18
El don de ciencia nos permite develar los misterios de Dios y de la sabiduría
El libro de Apocalipsis nos enseña que reconocemos los dones de ciencia y sabiduria al reconocer lo que esta oculto y no es evidente en si mismo, el entendimiento penetra en lo intimo del espíritu de Dios.
En términos prácticos el entendimiento o don de ciencia es pensamiento completo, pensamiento progresivo. El entendimiento es leer dentro, es decir nos permite razonar éticamente al diferenciar correctamente el acierto del error.
El don de ciencia es asertivo, frente a un problema nos permite “dar en el blanco”, dicho de otra manera: es lo preciso y lo exacto.
Los dones espirituales se dividen en dos grupos: el primero lo constituyen los “dones de la voluntad” como por ejemplo la misericordia, el mejoramiento continuo, la piedad, la regla de oro.
El segundo grupo lo constituyen los “dones del entendimiento” que son el buen discernimiento, el don de ciencia, el don de sabiduría y el don de consejo. Los dones del entendimiento están siempre juntos, donde esta el consejo esta la ciencia y la sabiduría. Si se tiene uno se tienen todos los demás.
El sacramento de la confirmación en algunas ramas del cristianismo, la religión católica apostólica romana por ejemplo, simboliza la recepción de estos dones, de allí que se declare “adulto” al cristiano.
El don de ciencia es típico de la adultez del hombre y lo que lo diferencia del adolescente, el adolescente adolece, pero de que?, del entendimiento y la sabiduría del espíritu santo.
Jesús nos enseña algunos casos del uso del don de ciencia, en estos casos Jesús resuelve con precisión y exactitud (es asertivo):”al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios” Mateo 22:21, “el que este libre de pecado que tire la primera piedra” Juan 8:7

Publicado por

Bernardo Dainese

Soy autor de dos libros. Una novela y un libro de filosofía, los dos de distribución libre y gratuita. Mi blog es sobre espiritualidad y filosofía clásica desde Aristóteles hasta San Agustín y Santo Tomas de Aquino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s