El mito de la caverna de Platón, análisis, resumen y explicación

El mito de la caverna es una alegoría, una narración que cuenta o que trata de explicar la problemática de la educación con la ignorancia; y la relación entre la naturaleza de la sociedad y el hombre común, con el rol del filósofo en ella.
Hay que entender que la alegoría de la caverna está en relación con la alegoría del sol, que trata sobre la naturaleza del bien y con la alegoría de la línea que trata sobre el acceso al conocimiento.
La alegoría comienza explicando que hay unos hombres que habitan una caverna subterránea y que hay a lo largo toda la cueva una entrada abierta a la luz. Estas personas están atadas desde niños por las piernas y el cuello lo cual solo les permite ver lo que esta adelante y les impide girar las cabezas. Arriba y detrás de ellos hay una hoguera, y entre el fuego y los encadenados hay un camino ascendente, junto al cual hay un muro que separa el camino de los encadenados.
En el camino hay hombres que transportan mercaderías y hablan entre si. Los encadenados solo ven las sombras que producen las personas que pasan por el camino, junto con el eco de las voces.
Esta descripción que hace Platón es la situación del hombre común que como los encadenados juzga “por las sombras que percibe”. Para Platón el hombre común y que carece de la debida formación filosófica juzga sobre lo mudable, lo temporal y todo lo que es materia de opinión.
Luego continúa su narración diciendo que ocurriría si alguno de los prisioneros se liberara, este quedaría confundido porque vería los objetos reales y no las sombras de los objetos y sentiría dolor en los ojos por el deslumbramiento de la hoguera. Que pasaría ahora dice, si el prisionero fuera arrastrado hacia la luz del sol por el camino ascendente. Quedaría segado, pero luego paulatinamente podría percibir con claridad los objetos. El prisionero percibiría el mundo tal cual es.
Este pasaje nos buscar instruir sobre el verdadero camino del filosofo, el camino hacia la luz de la verdad. Cuando el filosofo llega en su ascenso, el sol simboliza el mundo inteligible, es decir el acceso a los objetos o entes que solo pueden ser percibidos con la inteligencia, en este punto puede decirse que el prisionero que percibe el sol puede compararse con el filosofo que accede a la Gnosis. Es a través de la Gnosis que accedemos a la comprensión de las verdades eternas e inmutables y esto como consecuencia de la actividad contemplativa. Este punto Platón no lo aclara pero es preciso incluirlo.
Finalmente, dice Platón, el prisionero liberado, se siente feliz y se compadece de sus compañeros de prisión. Decide ir a socorrer a sus compañeros, los encuentra y al contarles la verdad sus propios compañeros deciden matarlo.
Con esto Platón decide alertarnos sobre el peligro de despertar a los hombres de su sueño y su ignorancia. La tarea educativa en la ciudad, no esta exenta de riesgos nos señala Platón, la ignorancia es un gran peligro nos aclara.
El verdadero filósofo, por su adecuación a la verdad y al verdadero conocimiento debe aceptar el rechazo social.

Publicado por

Bernardo Dainese

Soy autor de dos libros. Una novela y un libro de filosofía, los dos de distribución libre y gratuita. Mi blog es sobre espiritualidad y filosofía clásica desde Aristóteles hasta San Agustín y Santo Tomas de Aquino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s