Qué es el crecimiento espiritual interior

El fin del crecimiento espiritual es el desarrollo del hombre hacia su naturaleza, es decir hacia su verdadero bien, la vida adulta o la adultez.
Todos los seres vivos tienen una característica: la progresividad hacia su naturaleza o causa final. Ejemplo: la naturaleza del gusano es la mariposa, la naturaleza de la semilla es la planta que fructifica.
Esta naturaleza es el bien del ser, la casa es buena cuando esta terminada, el fruto es bueno cuando esta maduro, el hombre es bueno cuando es integro (es decir completo en cuanto hombre adulto). Todo ser desea su bien o perfección.
Es por estos planteos metafísicos que el crecimiento interior es tan fundamental en el ser humano, las diversas religiones entienden la madurez espiritual como la conformidad a Dios.
Este crecimiento tiene algunas concepto fundamentales: el pensamiento progresivo, la constancia, la sabiduría.

1) Pensamiento Progresivo:
El crecimiento espiritual es paulatino, progresivo, comienza por las pequeñas decisiones. Todas las parábolas de Jesús en los evangelios se fundamentan en el uso del entendimiento o don de ciencia que en términos prácticos es pensamiento progresivo,es decir el desarrollo del pensamiento desde los conceptos mas simples a los mas complejos, el pensamiento progresivo tiene como fin no las cosas temporales sino las verdades eternas e inmutables, el pensamiento progresivo es pensamiento completo, es decir busca la completitud y es además ético:
Parábola del grano de mostaza (Lucas 13:18):
“Jesús dijo entonces: ¿A que se parece el Reino de Dios? ¿Con que podré compararlo? Se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció, se convirtió en un arbusto y los pájaros del cielo se cobijaron en sus ramas.”
Parábola de la levadura (Lucas 13:20):
“Dijo también: ¿Con que podre comparar el Reino de Dios? Se parece a un poco de levadura que una mujer mezclo con gran cantidad de harina, hasta que fermento toda la masa”

2) Constancia progresiva (Don de la Piedad), Mejoramiento Continuo (Don de Fortaleza)y Sabiduría (Palabra de Dios):
La Parábola del Sembrador (Lucas 8:4-8)
“El sembrador salió a sembrar su semilla. Al sembrar, una parte de la semilla cayo al borde del camino, donde fue pisoteada y se la comieron los pájaros del cielo. Otra parte cayo sobre las piedras y, al brotar, se seco por falta de humedad. Otra cayo sobre las espinas, y estas, brotando al mismo tiempo, la ahogaron. Otra parte cayo en tierra fértil, broto y produjo fruto al ciento por uno”.
Explicación de la Parabola del Sembrador (Lucas 8:13-15):
“Los que están sobre las piedras son los que reciben la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no tienen raíces: creen por un tiempo, y en el momento de la tentación se vuelven para atrás. Lo que cayo entre espinas son los que escuchan, pero con las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, se van dejando ahogar poco a poco, y no llegan a madurar. Lo que cayo en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen y dan fruto gracias a su constancia”
La sabiduría, es decir la Palabra de Dios, es el conocimiento de los medios correctos para vivir, los que logran el crecimiento espiritual son los que adquieren progresivamente sabiduría, la tienen siempre presente y la viven con constancia. La constancia (don de la piedad) es la clave en el crecimiento espiritual, porque estos son los que dan fruto. Como fruto entendemos la iluminación espiritual y los frutos del espíritu (Gálatas 5:22-23):”Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad,fe, mansedumbre, dominio propio”.
La mayoría de la gente es inconstante, son como barcos sin vela, a la espera de alguna oportunidad que les brinde la suerte. Mucha gente cuando se propone una meta, se propone algo muy grande en poco tiempo y con pocas posibilidades de hacer.
Crecer espiritualmente significa tener proyectos paulatinos, razonables con una serie de metas pequeñas, medibles y logrables en el tiempo (con base en el mejoramiento continuo), por ejemplo: quiero tener el titulo de medico, establezco un tiempo, un cuando y luego propongo pequeñas metas a medir.
Las parábolas ilustran el crecimiento espiritual interior.

Anuncios

Publicado por

Bernardo Dainese

Soy autor de dos libros. Una novela y un libro de filosofía, los dos de distribución libre y gratuita. Mi blog es sobre espiritualidad y filosofía clásica desde Aristóteles hasta San Agustín y Santo Tomas de Aquino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s