Cuerpo, alma y espíritu: la tricotomía del hombre

El concepto de alma viene de la filosofía griega en particular Aristóteles con su libro “Acerca del Alma” donde estudia la finalidad del alma y sus funciones; y Platón con su obra el Fedón donde estudia la inmortalidad. Aristóteles define al alma como la perfección del cuerpo y primer motor móvil.
El concepto de espíritu viene de la Biblia. Tomas de Aquino define al espíritu como la “substancia divina”. En metafísica se define a la substancia como aquello de lo que se predica.Por ejemplo, la substancia de Dios es la sabiduría porque hablar de la sabiduría es hablar de Dios. Jesús nos habla de ver el Reino de Dios (Juan 3:3) y de renacer en el espíritu (Juan 3:4-5), el concepto de alma esta ausente en los evangelios. Jesús en Juan 4:24 nos explica en que consiste la vida espiritual del hombre:adorar a Dios es conocer su sabiduría..

Dios es espíritu y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y verdad. Juan 4:24

Es Pablo de Tarso quien en su primera carta a los Tesalonicenses, en 1 Tesalonicenses 5:23 hace mención de la triple división del hombre en cuerpo, alma y espíritu.
La triple división del hombre es el resultado de amalgamar las enseñanzas de Jesús sobre la doctrina del Reino de Dios con la filosofía clásica griega, de allí que en algunas formas de cristianismo en particular el Gnóstico hablen de las tres clases de hombre y la jerarquía espiritual: el hombre espiritual, en el que predomina el espíritu, el hombre almático en el que predomina el alma y el hombre natural en el que predomina el cuerpo.
La unión de la filosofía griega con las ideas orientales del cristianismo, que esta relacionada con el judaísmo y el zoroastrismo, generarían o darían paso a una nueva filosofía: la filosofía escolástica (Tomas de Aquino y San Agustín), de la cual Pablo de Tarso es un precursor. Siguiendo estas ideas recibir al espíritu santo (Gnosis) o nacer del espíritu (Juan 3) en este contexto seria el paso del hombre almático, al hombre espiritual.De allí la importancia de esta división.

El hombre según la Biblia es cuerpo, alma y espíritu

Hay que recordar que el espíritu responde al deseo del bien,es una gracia, un regalo; en cambio el alma responde al deseo de felicidad. La función del alma es el buen vivir (actividad virtuosa, ejercicio de la justicia y la prudencia) de acuerdo a Aristóteles en sus libros Magnia Moralia y Ética Nicomaquea; y la función del espíritu es alcanzar las verdades y perfecciones divinas (vivir los dones, es decir adquirir sabiduría) de acuerdo a la filosofía escolástica. En esta división del hombre el alma se identificaría con un estado intermedio entre el bien y el mal caracterizado por las emociones o pasiones.

Anuncios

Publicado por

Bernardo Dainese

Soy autor de dos libros. Una novela y un libro de filosofía, los dos de distribución libre y gratuita. Mi blog es sobre espiritualidad y filosofía clásica desde Aristóteles hasta San Agustín y Santo Tomas de Aquino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s