Explicación de la Parábola del Sembrador para niños

La Parábola del Sembrador (Mateo 13:1-9, Marcos 4:1-9, Lucas 8:4-8) es la Parábola del Temor de Dios. El Temor de Dios se define como constancia, firmeza, devoción, ecuanimidad, estabilidad.
Jesús nos explica que frente a la Palabra de Dios, hay tres clases de personas, estas tres clases de personas están en relación a la triple división del hombre: cuerpo, alma y espíritu. En el hombre natural prevalece el cuerpo, en el hombre racional prevalece el alma y en el hombre espiritual prevalece el espíritu.
La Parábola narra así: “El sembrador salió a sembrar su semilla. Al sembrar, una parte de la semilla cayo al borde del camino, donde fue pisoteada y se la comieron los pájaros del cielo. Otra parte cayo sobre las piedras y, al brotar, se seco por falta de humedad. Otra cayo sobre las espinas, y estas, brotando al mismo tiempo, la ahogaron. Otra parte cayo en tierra fértil, broto y produjo fruto al ciento por uno. Lucas 8:4-8.
Explicación de la Parábola:
Primero grupo de personas: el hombre natural frente a la Palabra:
“La parábola quiere decir esto: La semilla es la Palabra de Dios. Los que están al borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el demonio y les arrebata la Palabra de sus corazones, para que no crean y se salven”. Lucas 8:11.
El hombre natural no comprende la ciencia de Dios ni tampoco le interesa, este tipo de hombre esta interesado en la vida voluptuosa, es decir la búsqueda inmediata del placer, esta clase de personas actúan fundamentalmente por “pasión”, el lema de esta gente es: “divertíte y pásala bien”.
Segundo grupo de personas frente a la Palabra:
“Los que están sobre las piedras son los que reciben la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no tienen raíces: creen por un tiempo, y en el momento de la tentación se vuelven para atrás. Lo que cayo entre espinas son los que escuchan, pero con las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, se van dejando ahogar poco a poco, y no llegan a madurar”. Lucas 8:13-14
Este grupo es el grupo de los sentimentales, los enamoradizos, los almaticos, estas personas comprenden la importancia de la ciencia de Dios, su palabra, pero “no tienen constancia”, son como barcos sin timón, van donde los lleva el viento y la suerte.
Tercer grupo frente a la Palabra de Dios:
“Lo que cayo en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen y dan fruto gracias a su constancia” Lucas 8:14.
Este es el grupo que vive de acuerdo a la gracia, es decir los que retienen, es decir la tienen siempre presente y la ponen en practica con constancia. Estos son los que alcanzan la vida eterna. La Palabra de Dios es recordemos el conocimiento que surge de la escucha: escucha (percibe con atención, medita con intuición e inspiración, decide).
La sabiduría, la palabra de Dios para fructificar requiere de la constancia, de la firmeza, es decir del Temor de Dios que es uno de los siete dones del espíritu. Sin esto la espiritualidad no tiene sentido.
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

Anuncios

Publicado por

Bernardo Dainese

Soy autor de dos libros. Una novela y un libro de filosofía, los dos de distribución libre y gratuita. Mi blog es sobre espiritualidad y filosofía clásica desde Aristóteles hasta San Agustín y Santo Tomas de Aquino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s