Fe, esperanza y Amor. Un análisis de las virtudes teologales.

La fe, la esperanza y el amor de caridad son virtudes infusas es decir no pueden adquirirse ni mediante el estudio ni la practica, es decir son virtudes del espíritu, son regalos y completan las 7 virtudes cardinales junto con la templanza, la fortaleza, la justicia y la prudencia que son virtudes del alma. El concepto de virtud infusa aparece en la teología de San Agustín y Tomas de Aquino y complementan las virtudes estudiadas por Aristóteles.
Los dones de la fe, la esperanza y el amor de caridad no se reciben al mismo tiempo y para esto hay que tener en cuenta las definiciones:
a)la fe es aceptar el credo. El credo son una serie de afirmaciones que el creyente acepta como verdaderas, en particular esta el credo católico.
b) la esperanza es la seguridad de recibir la vida eterna
c)El amor de Caridad, en griego conocido como Ágape, es el Amor al bien, es el amor perfeccionado por la naturaleza del bien, es el amor proyectado hacia toda la obra de Dios: es el amor a los animales, la ciencia, la ecología, el medio ambiente, por este amor vemos las cosas con la mente de Dios y somos participes de las bienaventuranzas.
La esperanza y la fe son virtudes infusas que una vez recibidas se concretan, es decir tienen su “fructificación” en el Amor de Caridad. ¿Porque? La Caridad perfecciona la fe y da lugar a la Seguridad o Confianza en Dios, por eso luego de recibir la Caridad se habla de “Perseverancia y seguridad en Dios”.
La infusión de la Caridad es recibir al “espíritu santo” como consecuencia de la “progresividad”, en filosofía se conoce esto como Gnosis. La Vida Eterna en cambio es el conocimiento de Dios a través de la actividad contemplativa: “Esto es la vida eterna que te conozcan a ti único Dios verdadero”, Juan 17:8. La esperanza se consuma en la vida eterna. Cuando recibimos la Caridad quedan 3 dones: la perseverancia, la seguridad en Dios y la vida eterna.Por eso Tomas de Aquino habla de los 7 dones del espíritu santo.
La Caridad da lugar a la vida adulta, que es la conformidad a Dios.
Con la infusión del Amor de Caridad, en la religión cristiana esta simbolizada con el sacramento de la confirmación, se perfeccionan las virtudes cardinales de la prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza y por la perseverancia se alcanzan los frutos del espíritu, que son los fines últimos de la vida. La semejanza a Dios se transforma en Imagen.
Los dones son progresivos, es decir son “camino”(Juan 14:6)tienden a la mejora, al aumento y cuando se viven dan lugar a otros dones y bendiciones como se explica en las bienaventuranzas del Sermón del Monte.
Frutos-del-espiritu-santo

Anuncios

La prudencia y la sabiduría.¿Cuál es la diferencia?

Aristóteles escribió sobre la prudencia: “En cuanto a la prudencia, podemos llegar a comprender su naturaleza, considerando a que hombres llamamos prudentes.En efecto,parece propio del hombre prudente el ser capaz de deliberar rectamente sobre lo bueno y conveniente para si mismo, no en un sentido parcial, por ejemplo, para la salud, para la fuerza, sino para el vivir bien en general. Una señal de ello es el hecho de que, en un sentido particular, llamamos prudentes a los que para alcanza algún bien, razonan adecuadamente, incluso en materias de las que no hay arte…la prudencia no podrá ser ni ciencia ni arte. Resta, pues, que la prudencia es un modo de ser racional verdadero y practico, respecto de lo que es bueno y malo para el hombre”. Libro VI, Ética Nicomaquea.
La virtud de la prudencia de acuerdo a Aristóteles es la virtud mas elevada y propia del hombre sensato que busca su felicidad, es decir es la virtud que consiste en razonar adecuadamente, que es lo contrario al hombre intemperante, es decir el hombre que actúa por pasión.
La sabiduría en cambio es ciencia y virtud infusa. Sobre la ciencia de la sabiduría Aristóteles escribió: “Basándonos en las precisiones que hicimos anteriormente acerca de la cual de las ciencias debería llamarse sabiduría…En efecto, en la medida que es la ciencia dominante y soberana, a la cual las demás, como de si esclavas se tratara…es justo aplicárselo a la ciencia del fin y del bien, pues en vista de este las demás cosas existen. Pero en la medida que ha sido definida como la ciencia de las primera causas y de lo cognoscible por excelencia es justo también que la ciencia de la substancia sea la sabiduría”. Libro III, Capitulo II, Texto de Metafísica (Aristóteles).
Santo Tomás nos explica: “Dios es la sabiduría misma”.
Pero también la sabiduría es virtud infusa como la vida eterna, es decir no son accesibles ni por la practica ni por el estudio como la prudencia.
Los discípulos adquieren la sabiduría en Pentecostés: “Al llegar el dia de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De pronto vino del cielo un ruido, semejante a una ráfaga de viento, que resonó en toda la cosa donde se encontraban. Entonces vieron aparecer unas lenguas de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. Todos quedaron llenos del espíritu santo…” Hechos de los apóstoles 2:1-2.
Sencillez-de-la-sabiduria
Por la virtud de la sabiduría vemos las cosas con los ojos de Dios, es decir con la sencillez que nos describe la carta de santiago y recibimos una capacidad especial para discernir y escuchar a los demás: “escucha (percibe con atención), medita (con intuición e inspiración), decide. Es decir por la virtud de la sabiduría somos bienaventurados y participes de las bendiciones (promesas) de Dios expuestas en el sermón del monte.

Amar es aprender a perdonar y a minimizar el sufrimiento

La Parábola del hijo prodigo nos relata una historia donde se relacionan el amor, el sufrimiento y el saber perdonar. Es más fin del perdón es disminuir el sufrimiento, la historia en la Biblia dice así:
“Un hombre tenia dos hijos. El menor de ellos dijo a su Padre: “Padre dame la herencia que me corresponde”. Y el padre les repartió sus bienes. Pocos días después, el hijo menor recogió todo lo que tenia y se fue a un país lejano, donde malgasto sus bienes en una vida licenciosa. Ya había gastado todo, cuando sobrevino mucha miseria en aquel país, y comenzó a sufrir privaciones…Entonces partió y volvió a la casa de su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió profundamente; corrió a su encuentro, lo abrazo y lo beso. El joven le dijo: “Padre peque contra el cielo y contra ti; no merezco ser llamado hijo tuyo”. Pero el padre dijo a sus servidores: “Traigan la mejor ropa y vístanlo, pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies. Traigan el ternero engordado y mátenlo. Comamos y festejemos, porque mi hijo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y fue encontrado.” Lucas 15:11-24
En este relato el amor y el perdón están íntimamente ligados: cuando el hijo se marcha para malgastar los bienes, la respuesta del padre es el rechazo a la conducta: “hijo, no puedo seguir ese camino”, esto se llama “aversión”, la “aversión” no afecta el vinculo amoroso, por eso ese amor es “incondicional”, y eso es lo que da origen al perdón porque el hijo al arrepentirse de su accionar vuelve y la “aversión” cesa automáticamente, el vinculo amoroso se restablece y se produce el perdón del padre. Perdonar no es olvidar, es rechazar de plano una conducta errónea, es sostener los vínculos amorosos a pesar del error. El evangelio de Lucas es el evangelio del perdón y la misericordia.
Como resultado el perdón minimiza el “sufrimiento colectivo” tanto del que lo recibe como el que lo da, el perdón cuando es verdadero beneficia a todos. El verdadero amor no tiene en cuenta el mal recibido, todo lo perdona, los evangelios nos describen la naturaleza de la Caridad..
Amor-de-Dios

¿Cual es el sentido de la vida?

El sentido de la vida es la bienaventuranza. Aristóteles describe la bienaventuranza con estas palabras: “La vida bienaventurada es la vida buena, bella, sensata y feliz”.

Vivir-los-dones

La bienaventuranza no es la vida conforme a la virtud, es decir al deseo de felicidad, sino a la sabiduría.
Dice Aristoteles sobre la sabiduría: “En las artes, asignamos la sabiduría a los hombres mas consumados en ellas, por ejemplo, a Fidias, como escultor, y a Policleto, como creador de estatuas, no indicando otra cosa sino que la sabiduría es la excelencia de un arte…De suerte que es evidente que la sabiduría es la mas exacta de todas las ciencias. Así pues, el sabio no solo debe conocer lo que sigue de los principios, sino también poseer la verdad sobre los principios. De manera que la sabiduría sera intelecto y ciencia, una especie de ciencia capital de los objetos mas honorables”, Libro VI, Ética Nicomaquea.
Sobre la bienaventuranza Tomas de Aquino expresa: “la bienaventuranza corresponde a Dios en grado sumo”, Q 26 Art 3, “la bienaventuranza es una perfección” Q 26 Art 4.
La bienaventuranza en un sentido practico es vivir los dones y los dones son perfecciones: “Todo lo bueno y perfecto es un don de lo alto”, Santiago 1:17.
Jesús nos enseña la Parábola de los talentos (Mateo 25 y Lucas 19): un hombre fue a recibir una investidura real a otro país y antes de irse deja a cada servidor una cantidad de dinero (talentos), al volver reclama a cada servidor cuanto rindió el dinero que el les dejo.Los talentos representan los dones que recibimos de Dios, esos dones tienen que rendir, dar fruto. Dicho de otra manera la parábola nos enseña que el sentido de la vida es aumentar los dones y como los dones son perfecciones, esto es aumentar el orden y la perfección del universo, es decir ser co-creadores con Dios.

¿Existe Dios? Demostrar su existencia es posible

Tomas de Aquino aborda el problema de la existencia de Dios en su libro Suma de Teologia, Question 2.
Tomas comienza formulando la idea de que todo ser dotado de razón lleva la idea de Dios (apela al sentido común): “el conocimiento de que Dios existe esta impreso en todos por naturaleza” (Q 2, Art 1), Dios es evidente por si mismo: “se dice que son evidentes por si mismas aquella cosas cuyo conocimiento nos en connatural” (Q 2, Art 1). Como ejemplo de algo evidente por si mismo Tomas pone como ejemplo la verdad: “quien niega que la verdad existe esta diciendo que la verdad existe; pues si la verdad no existe, es verdadero que la verdad no existe”(Q 2, Art 1)
“Nadie puede pensar lo contrario de lo que es evidente por si mismo…Sin embargo pensar lo contrario de que Dios existe si puede hacerse”(Q 2, Art 1).
Es a partir de este punto y este razonamiento que Santo Tomas aborda el problema de la demostración de Dios.
Demostrar la existencia de Dios puede hacerse a partir de sus efectos ya que como dice la escritura:
“lo invisible de Dios se hace comprensible y visible por lo creado” Romanos 1:20
Tomas de Aquino propone entonces 5 argumentaciones:
1) El argumento sobre el primer motor móvil:
“la primera y la mas clara es la que se deduce del movimiento…Todo lo que se mueve necesita ser movido por otro. Ejemplo:Un bastón no mueve nada si no es movido por la mano. Por lo tanto, es necesario llegar a aquel primer motor que nadie mueve”(Q 2, Art 3)
2)El argumento sobre la causa eficiente:
“nos encontramos que en el mundo sensible hay un orden de las causas eficientes”(Q 2, Art 3). Un ejemplo sencillo de este análisis seria: un hijo es la causa de su padre. Es decir algo existe por causa de la existencia de otro. Tomas concluye: “Por lo tanto, es necesario admitir una causa eficiente primera”(Q 2, Art 3)
3)El argumento sobre lo posible y lo necesario:
“Encontramos que las cosas pueden existir o no existir, pues pueden ser producidas o destruidas, y consecuentemente es posible que existan o que no existan…Luego no todos los seres son posibilidad, sino que es preciso algún ser necesario”(Q 2, Art 3)
4)El argumento sobre la jerarquía de valores (grados de perfección):
“nos encontramos que la bondad, la veracidad, la nobleza y otros valores se dan en las cosas…Hay algo, por lo tanto, que es muy veraz, muy bueno, muy noble, y en consecuencia es el máximo ser”(Q 2, Art 3). Es decir acá Tomas esta diciendo que Dios existe porque es la fuente de las perfecciones del universo.
5)El argumento sobre el ordenamiento de las cosas: “Las cosas que no tienen conocimiento no tienden al fin sin ser dirigidas por alguien con conocimiento e inteligencia, como la flecha por el arquero”(Q 2, Art 3).
Este es el ultimo argumento de Tomas y es el argumento de la providencia, Dios es un ser ordenador (providente) y es la causa y fuente de orden de todas las cosas.
Descarga de libros gratuitos del autor:
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

El significado de la excelencia, los conceptos fundamentales

El problema del error:
Aristóteles y Platón nos hablan del alma y de como alcanzar este bien perfecto en si mismo que es la felicidad. La felicidad es desde este punto de vista el deseo natural del alma, “todos deseamos ser felices”. La virtud siguiendo esta idea conduce al hombre hacia la felicidad, el hombre oscila según esta idea general entre el vicio y la virtud. Algunos pecados pueden identificarse como “vicios” o excesos. Este planteo es una idea “intuitiva pero errónea”.
Para definir la excelencia necesitamos los siguientes conceptos de base que son tres:
1) “Precisión y exactitud” vs “falla”
Pero desde la excelencia, hay dos opciones: el “acierto” o el “error”. Somos “precisos y exactos” o “fallamos”. No hay lugar para la virtud. La falla puede tener distintos nombres: justicia, prudencia, trabajo…
Tomas de Aquino define a los dones como excelencias o perfecciones. Jesús nos habla del espíritu, en los 4 evangelios jamás se menciona la palabra “alma”. Desde la espiritualidad (excelencia) la felicidad es un bien aparente (las 4 maldiciones del evangelio de lucas) que inclina el hombre hacia el “error”.
La excelencia como tal es vivir los dones, es decir buscar “lo correcto y lo mejor” en todo momento, lo correcto por el don de consejo y lo mejor por la misericordia. La justicia no es lo “mejor”, ¿Que pasa cuando la justicia no tiene en cuenta la dignidad de las personas?, ¿Qué pasa cuando la prudencia no es suficiente para alcanzar la verdad?, necesitamos de los dones.
2) Ley del Retorno: cosecharas tu siembra
La ley del retorno premia el acierto y castiga la “falla”. La ley del retorno es una ley de aprendizaje, de balance, de corrección.
Las bienaventuranzas de Jesús tiene su base en esta ley, en el evangelio de lucas hay 4 bienaventuranzas para los que “aciertan” y 4 maldiciones para los que fallan. La falla en este contexto tiene su origen en el amor por los bienes aparentes como el dinero.
3) Pensamiento Progresivo
Por la ley del retorno (cosecharas tu siembra) los dones retornan dones: “Felices los misericordes porque obtendrán misericordia”, Mateo 5:1.
La paz, el gozo, la felicidad de corazón son bendiciones y fines últimos de la vida que se alcanzan tomando las decisiones “acertadas”, es decir viviendo los dones recibidos. Y para esto necesitamos de la mentalidad progresiva, es decir tomando pequeñas decisiones que nos lleven a un mejoramiento progresivo. “Mejorar continuamente, de manera contante” es lo que subyace en el pensamiento progresivo. El pensamiento progresivo detecta el error, no lo justifica.
La excelencia se resume en esta enseñanza de Jesus: el mandamiento de la caridad
Excelencia

El fin de la ascesis: la felicidad progresiva, la eterna y la radiante.

Una ascesis es todo camino de perfeccionamiento espiritual. Jesús nos enseña una ascesis: “vivir y escuchar la palabra de Dios” (parábola del sembrador), es decir adquirir sabiduría, retenerla y ponerla en practica con constancia. La ascesis esta directamente relacionada con la felicidad.
Aristóteles nos dice: “la felicidad es una cierta actividad del alma de acuerdo con la virtud” Ética Nicomaquea, Libro I; Tomas de Aquino sostiene en su libro “Del Reino”: “el premio de la virtud es la felicidad” Cap 8 Libro I, también: “si la felicidad es el premio a la virtud, se sigue que a mayor virtud corresponde un mayor grado de felicidad” Libro I Capitulo 9, “Del Reino”.
Hay virtudes mas perfectas que otras, así como hay dones mas grandes que otros, por ejemplo: la equidad es mas perfecta que la Justicia, cuando un juez observa que una ley no es suficiente para resolver un litigio, el juez recurre a la jurisprudencia, es decir a la equidad para fundamental su fallo, la equidad “completa” a la justicia.
Tomas de Aquino y Aristóteles concuerdan que ha mayor virtud mayor felicidad, entonces toda ascesis produce un aumento progresivo de la felicidad, de aquí que hablamos de “felicidad progresiva”, el amor también es en esencia “progresivo”, de allí el concepto de amor puro o “amor platónico”.
Esta progresividad tiene su limite en la virtud mas perfecta para Aristóteles: la contemplación. Es mas, es el fin directo de la ascesis la contemplación. Sobre esto Aristóteles escribió: “la felicidad perfecta es una actividad contemplativa…De suerte que la actividad divina que sobrepasa a todas las actividades en beatitud, será contemplativa, y en consecuencia, la actividad humana que esta mas íntimamente unida a esta actividad será la mas feliz”, Libro X, Ética Nicomaquea.
En el libro Suma de Teología, Tomas de Aquino nos dice que la vida eterna es actividad contemplativa y además que la felicidad eterna consiste en la visión de Dios. ¿Porque? Porque la contemplación es la meditación focalizada en los atributos divinos de Dios, es decir la contemplación es visión de Dios, es visión divina, es fundamentalmente una actividad intelectual y por ende perfecta en si misma, la felicidad asociada a esta actividad que es el conocimiento de Dios es un estado de la mente, el “don de la felicidad” o “felicidad de corazón” de allí que Jesús diga en una bienaventuranza de Mateo: “felices los puros de corazón porque verán a Dios”. En esto consiste el verdadero significado de ser feliz: percibir a Dios con un corazón nuevo y renovado.
Por esto hablar de ascesis es hablar de felicidad progresiva (que aumenta, que progresa, que se expande), eterna (una vez adquirida no se pierde nunca) y radiante (que surge de uno mismo y luego se expande a los demás).Felicidad_eterna
Novela del autor descarga gratuita en formato PDF
Libro Gratis de Filosofia del autor en formato PDF