El despertar espiritual

Los dones espirituales son perfecciones (Tomas de Aquino, Suma de Teología). No toda virtud es un don espiritual, cuando una virtud no admite un proceso de completamiento esa virtud es un don, una virtud perfecta, los dones son virtudes infusas. Por ejemplo la justicia no es un don, porque la equidad completa la justicia, es decir cuando una ley no es suficiente para resolver un caso se recurre a la jurisprudencia (equidad). La misericordia en cambio no puede ser mejorada ni superada en su género y por esto es un don.
Los dones son progresivos, difusivos, edificantes; los dones se viven no se practican (virtud moral) porque se crece.
La progresividad de los dones tiene una consecuencia: los dones fructifican cuando se los vive. Esta fructificación es la “iluminación espiritual” (Gnosis).
El Rey Salomón nos relata su iluminación espiritual (Gnosis):
“En Gabaón, el Señor se apareció a Salomón en un sueño, durante la noche. Dios le dijo: “Pídeme lo que quieras”. Salomón respondió:…Concede a tu servidor un corazón que sepa escuchar, para juzgar a tu pueblo, para discernir entre el bien y el mal.
Al Señor le agrado que Salomón le hiciera este pedido, y Dios le dijo:. Té doy un corazón sabio y entendido”, 1 Reyes 3:5-10.
Este despertar del Rey Solomon implica que el recibe la sabiduría para liderar con éxito su nación, Dios le da la escucha, es decir Dios le da un “corazón que sabe escuchar” para resolver como Dios en persona lo que se le presente a su juicio, Salomón “emula” a Dios y así ocurre en el caso de las dos prostitutas, 1 Reyes 3:16-28.
No solamente esto también: “Dios concedió a Salomón una sabiduría y una inteligencia extremadamente grandes, y tanta amplitud de espíritu cuanta arena hay en las playas del mar”; 1 Reyes 5:9.
¿Para que sirve pedir la escucha a Dios?
Dios le otorga a Salomón protección invisible y la guía divina, es decir la vida eterna, es decir le comunica a Salomón la comunión con los ángeles y arcángeles.
Esta guía divina es sumamente importante en las decisiones de estado tal es así que en la Biblia, en el Libro de Daniel, se nos narra una historia entre el profeta Daniel y el Rey de Babilonia. El Rey de Babilonia tiene unos sueños premonitorios muy importantes y al referirse al profeta Daniel, lo hace en estos términos:
don de clarividencia
Dios le otorga a Daniel la capacidad de resolver enigmas y acertijos, de ver en lo oculto y el parecer de Dios en materias de gran importancia, y en esto consiste el don de la clarividencia.
Dios hizo de Salomón y Daniel verdaderos líderes. El verdadero liderazgo es el que proviene de Dios y no de los hombres.
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

Anuncios

Psicología Espiritual

Las facultades del hombre se dividen en dos: las facultades del alma que son la imaginación y la fantasía; y las facultades del espíritu que son: la empatía, la intuición, la inspiración. La empatía es la capacidad de colocarnos en el lugar del otro, el uso de esta facultad divide a los seres humanos en dos grupos: los que practican el pecado  y los que viven rectamente.
El don espiritual de la rectitud: “haz por los demás lo que te gustaría que hicieran por ti”, Mateo 7:12, se conoce como la regla dorada, es la aplicación práctica de la empatía.
El ejercicio o no de la empatía da origen a dos discernimientos o mentalidades: uno edificante, benévolo, justo, evolutivo; y otro retardante, injusto, destructivo, involutivo.
En la Biblia esto se conoce como “vivir según el espíritu” y “vivir según la carne”. Tomas de Aquino lo expresa de una manera muy sencilla: pecamos o imitamos a Jesús.

Psicologia-espiritual

Los trastornos del comportamiento y las enfermedades mentales son observaciones parciales de un problema mas fundamental: elegimos entre el bien y el mal.
Es decir en la psicología espiritual hay dos enfoques, uno que busca el verdadero bien del hombre que es la sabiduría y Dios y el otro enfoque que busca los bienes aparentes o falsos bienes que son la riqueza, el poder y el dinero.
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

Explicación de la Parábola del Sembrador para niños

La Parábola del Sembrador (Mateo 13:1-9, Marcos 4:1-9, Lucas 8:4-8) es la Parábola del Temor de Dios. El Temor de Dios se define como constancia, firmeza, devoción, ecuanimidad, estabilidad.
Jesús nos explica que frente a la Palabra de Dios, hay tres clases de personas, estas tres clases de personas están en relación a la triple división del hombre: cuerpo, alma y espíritu. En el hombre natural prevalece el cuerpo, en el hombre racional prevalece el alma y en el hombre espiritual prevalece el espíritu.
La Parábola narra así: “El sembrador salió a sembrar su semilla. Al sembrar, una parte de la semilla cayo al borde del camino, donde fue pisoteada y se la comieron los pájaros del cielo. Otra parte cayo sobre las piedras y, al brotar, se seco por falta de humedad. Otra cayo sobre las espinas, y estas, brotando al mismo tiempo, la ahogaron. Otra parte cayo en tierra fértil, broto y produjo fruto al ciento por uno. Lucas 8:4-8.
Explicación de la Parábola:
Primero grupo de personas: el hombre natural frente a la Palabra:
“La parábola quiere decir esto: La semilla es la Palabra de Dios. Los que están al borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el demonio y les arrebata la Palabra de sus corazones, para que no crean y se salven”. Lucas 8:11.
El hombre natural no comprende la ciencia de Dios ni tampoco le interesa, este tipo de hombre esta interesado en la vida voluptuosa, es decir la búsqueda inmediata del placer, esta clase de personas actúan fundamentalmente por “pasión”, el lema de esta gente es: “divertíte y pásala bien”.
Segundo grupo de personas frente a la Palabra:
“Los que están sobre las piedras son los que reciben la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no tienen raíces: creen por un tiempo, y en el momento de la tentación se vuelven para atrás. Lo que cayo entre espinas son los que escuchan, pero con las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, se van dejando ahogar poco a poco, y no llegan a madurar”. Lucas 8:13-14
Este grupo es el grupo de los sentimentales, los enamoradizos, los almaticos, estas personas comprenden la importancia de la ciencia de Dios, su palabra, pero “no tienen constancia”, son como barcos sin timón, van donde los lleva el viento y la suerte.
Tercer grupo frente a la Palabra de Dios:
“Lo que cayo en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen y dan fruto gracias a su constancia” Lucas 8:14.
Este es el grupo que vive de acuerdo a la gracia, es decir los que retienen, es decir la tienen siempre presente y la ponen en practica con constancia. Estos son los que alcanzan la vida eterna. La Palabra de Dios es recordemos el conocimiento que surge de la escucha: escucha (percibe con atención, medita con intuición e inspiración, decide).
La sabiduría, la palabra de Dios para fructificar requiere de la constancia, de la firmeza, es decir del Temor de Dios que es uno de los siete dones del espíritu. Sin esto la espiritualidad no tiene sentido.
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

¿Quién fue Jesús?

Jesús solo puede ser mostrado, revelado en el contexto de la doctrina mística del Reino de Dios. Entender el Reino de Dios, es conocer a Jesús.
Jesús es “hijo del hombre”, este término aparece por primera vez en el Libro de Daniel. La expresión “hijo del hombre” esta en relación con los 7 “Yo soy” en el evangelio de Juan y un “Yo soy” en el Libro de Apocalipsis, haciendo un total de 8 expresiones.
El Reino de Dios es el hombre que busca los carismas de Dios, es decir el hombre que busca la perseverancia, el discernimiento de Dios, esto es el “hombre que se hace hijo de Dios”. Y por el otro lado Dios que se hace “hijo del hombre”, es decir los carismas de Dios que se personifican en Cristo; expresado de otra manera la misericordia, la vida eterna, la sabiduría que se “hacen persona” en Jesús, de allí las expresiones del “Yo soy”.

Quien-fue-Jesus

Jesús personifica la sabiduría de Dios, la “llave de la ciencia”: “Yo soy la puerta” Juan 10:9, “Yo soy el pan de vida” Juan 6:34. Jesús personifica la vida eterna, es decir la guía de Dios: “Yo soy la luz” Juan 12:46, “Yo soy el buen Pastor” Juan 10:11.
Jesús personifica la alegría de Dios: “Yo soy la verdadera vid”. Jesús personifica el bien, la rectitud de Dios: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” Juan 14:6. Jesús personifica la vida: “Yo soy la resurrección y la vida” Juan 11:25. Jesús personifica la eternidad: “Yo soy el alfa y la omega” Apocalipsis 1:8.
Dios según la idea del Reino de Dios es la perfección en grado sumo, no podemos atribuir imperfecciones a Dios como las pasiones o la virtud moral. El Reino de Dios es el dominio de las perfecciones de Dios, es decir el dominio de sus dones, sus carismas: dominio de la rectitud, dominio de la ciencia, dominio de la sabiduría.
El Reino de Dios tiene un doble sentido uno ético y el otro teológico. El sentido ético es el hombre que se hace “hijo de Dios” y el sentido teológico es Dios que se hace “Hijo del hombre”.
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

Las enseñanzas de Jesús y los niños

Hay numerosos relatos en los evangelios sobre Jesús y los niños:
“En aquel momento los discípulos se acercaron a Jesús para preguntarle: ¿Quién es el mas grande en el Reino de los cielos?. Jesús llamo a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: “Les aseguro que si ustedes no cambian o no se hacen como niños, no entraran en el Reino de los Cielos. Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño será el mas grande en el Reino de los Cielos.” Mateo 18:1-4
“Le trajeron entonces a unos niños para que les impusiera las manos y orara sobre ellos. Los discípulos lo reprendieron, pero Jesús les dijo: “Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mi, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos.” Mateo 19:13-15

Jesus y los niños
Jesús nos dice que para entrar al Reino de Dios hay que ser como un niño. Tomas de Aquino, padre de a escolástica nos explica que el bien es una naturaleza y razón de causa final de los seres: todo ser desea su bien o perfección nos explica el teólogo; así como la naturaleza de la semilla es la planta que fructifica y como la naturaleza del huevo es el ave, la naturaleza del hombre es la conformidad a Dios. Para alcanzar esta conformidad necesitamos de un segundo nacimiento, de un nacimiento del espíritu. Somos niños de vuelta como resultado de la progresividad del hombre hacia su razón de causa final: Dios, la sabiduría misma. En esencia Jesús nos esta diciendo que para entrar al Reino tenemos que ser “buenos” como Dios. Dios es la fuente del bien y toda sabiduría.
Cuando recibimos al espíritu de sabiduría en nuestros corazones somos niños de vuelta.
Libro Gratuito de Filosofía del autor en formato PDF para descarga
Novela Gratuita del autor en formato PDF para descargar

¿Cómo ser feliz?

La felicidad no es un fin en si mismo sino un premio, una bendición que resulta de buscar los verdaderos bienes de la vida. Jesús al desarrollar el sermón de la montaña (Lucas 6 y Mateo 5) nos advierte sobre la existencia de los bienes aparentes y de la falsa felicidad. El mundo nos tienta al error y a las apariencias.
Algunos puntos que surgen del sermón de la montaña para alcanzar la felicidad:
*Trabajar para minimizar el sufrimiento
*Disminuir el error
*Buscar la excelencia en todo momento, vivir los dones recibidos, buscar lo correcto y lo mejor
*Ser empático, tener en cuenta al otro y a los demás: “Haz por los demás lo que te gustaría que hicieran por ti”, Mateo 7:12
*Actuar con objetivos de largo plazo, es decir vivir con esperanza.
En síntesis la felicidad como tal esta vinculada fuertemente al comportamiento ético (disminución del error). Cuando nos guiamos en la búsqueda de los falsos bienes como el dinero y la vida voluptuosa, la desgracia y los males esta siempre al acecho, es decir el mal y la mala suerte están vinculados al aumento del error.
Falsa felicidad
Jesús nos explica que la felicidad es un resultado de la vida adulta y no un fin en si mismo: “Felices los puros de corazón porque verán a Dios” Mateo 5:8, la felicidad en el hombre adulto esta vinculada al gozo de Dios y a la concreción de la esperanza.
En un sentido ético la verdadera felicidad del hombre es alcanzar la sabiduría, el amor por la verdad y esto es lo que nos narra Platón, en su obra El Banquete, de allí la idea de amor platónico.

Libro de filosofía para descarga gratuita en formato PDF

Diferencia entre el pensamiento mágico y el pensamiento progresivo

El pensamiento mágico es el resultado del predomino de las facultades del alma en el pensamiento humano, estas facultades son la imaginación y la fantasía, fundamentalmente es una forma de pensamiento incompleto. El pensamiento progresivo o pensamiento ético es el resultado del predominio de las facultades del espíritu que son: intuición, inspiración y creatividad, es el pensamiento adulto. Básicamente son formas de la conciencia distinta:
1)Conciencia basada en el pensamiento mágico:
Decisiones de corto plazo
Decisiones rutinarias
Cultura de la mediocridad sin riesgos
Basada en virtudes morales como la justicia y la prudencia
2)Conciencia basada en el pensamiento progresivo:
Decisiones de largo plazo
Innovación permanente
Cultura de la excelencia
Basada en dones espirituales como el mejoramiento continuo y la misericordia.
El pensamiento progresivo es el pensamiento asociado a las bienaventuranzas y los dones espirituales, la mayoría de las Parábolas de Jesús hacen alusión al pensamiento progresivo. El pensamiento progresivo es clave para entender los evangelios. Vivir los dones es pensar progresivamente, los dones son progresivos. Abrir la mente es aprender a pensar progresivamente.
Jesús en el evangelio de Lucas nos narra la Parábola de las monedas de plata: “Un hombre de familia noble fue a un país lejano para recibir la investidura real y regresar en seguida. Llamo a diez de sus servidores y les entrego cien monedas de plata a cada uno, diciéndoles: Háganlas producir hasta que yo vuelva. Al regresar investido de la dignidad real, hizo llamar a sus servidores a quienes había dado el dinero, para saber lo que habían ganado cada uno. El primero se presento y le dijo: Señor, tus monedas de plata han producido diez veces mas. Esta bien, buen servidor, le respondió, ya que has sido fiel, en tan poca cosa, recibe el gobierno de diez ciudades. Llego el segundo y le dijo: Señor, tus monedas de plata han producido cinco veces más. A el también le dijo: Tu estarás al frente de cinco ciudades; Lucas 19:12-18.
En esta parábola de Jesús las monedas de plata simbolizan los dones espirituales, el rey es Dios que nos dice que el sentido de la vida humana es aumentar los dones y como los dones son perfecciones de Dios, esta parábola nos enseña que el sentido de la vida humana es aumentar el orden y la perfección del universo.

Pensamiento progresivo
En el evangelio de Lucas tenemos la siguiente enseñanza que refuerza el sentido de las parábolas: “Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las escrituras”, Lucas 24:45